Formulario de búsqueda

URBANISMO

08/11/2018

La primera fase de mejora de los accesos al IES Almussafes está a punto de finalizar

El Ayuntamiento ha invertido un total de 42.465,63 euros en la reorganización de la circulación en Camí Fondo y parte de la Avenida de la Foia para mejorar la seguridad del alumnado

El Consistorio Municipal responde así a las demandas trasladadas por la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro escolar


Los accesos al IES Almussafes están experimentando cambios con la finalidad de mejorar la seguridad del alumnado del centro en sus desplazamientos a la infraestructura. Tras una solicitud del AMPA y un posterior informe por parte de la Policía Local del municipio, el Ayuntamiento de la población ha puesto en marcha un plan global que consta de tres fases, de las cuales la primera está a punto de culminarse. A partir de ahora, por el Camí Fondo, que es la vía que circula en paralelo a la CV-42 y que abarca también la calle situada frente a las pistas de tenis, tan solo puede circularse en dirección al núcleo urbano y en el espacio que ha quedado libre se ha colocado un carril bici que puede utilizarse en ambos sentidos. También se han realizado cambios en la señalización, tanto horizontal como vertical. El consistorio ha invertido en esta intervención, que tendrá continuidad en otras dos fases que se iniciarán tras evaluar el resultado de esta primera, un total de 42.465,63 euros, IVA incluido.

La ubicación del IES Almussafes en zona industrial supone “un riesgo real en el transcurrir diario de los aproximadamente seiscientos alumnos matriculados en el centro, con edades comprendidas entre los doce y los dieciocho años”, según señala la Policía Local de la población en un informe elaborado recientemente a instancias del Ayuntamiento del municipio sobre la peligrosidad del tráfico en las inmediaciones del centro educativo.

El documento constata la situación denunciada en marzo por la junta directiva de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos, con quien el Inspector Jefe de la Policía Local, Ernesto Serrano, y el concejal de Educación, Pau Bosch, se han reunido en diversas ocasiones, lo que ha llevado al consistorio de la población a iniciar un plan global para reducir el tráfico de vehículos particulares e industriales simplificando el recorrido. Los primeros resultados ya pueden observarse sobre el terreno, dado que la primera fase de implementación de estas medidas está a punto de finalizar.
Cambios
Concretamente, las primeras actuaciones se han centrado exclusivamente en el Camí Fondo y en la señalización del entorno del IES, consiguiendo con estas primeras medidas hacer visible el instituto con el objetivo de dar mayor seguridad a los escolares. De esta forma, se ha reemplazado la señalización vertical actual por una más adecuada, se han colocado marcas viales longitudinales continuas más visibles para impedir los adelantamientos en la zona y se ha creado un carril bici seguro para los escolares que deseen utilizarlo.

Este Camí Fondo se ha convertido en una vía de una sola dirección, por lo que a partir de ahora tan solo puede utilizarse para regresar del centro educativo y del polígono industrial. Esta medida ayudará también a reducir la afluencia de tráfico rodado, principalmente de vehículos agrícolas, en la confluencia con el centro educativo, situación de peligrosidad que se había puesto de manifiesto en el propio Consejo Agrario Municipal. Asimismo, en el espacio que ha quedado libre se ha colocado un carril bici de 4 metros de ancho por el que se puede circular en ambos sentidos y en el tramo paralelo a la CV-42, que es la que da acceso al núcleo urbano, se ha repintado el carril para peatones de color verde para diferenciarlo del que está destinado a bicicletas.

El contrato para la ejecución de esta primera fase del proyecto de suministro y colocación de material vial diverso se ha adjudicado por un total de 42.465,63 euros, IVA incluido, a la empresa Señalización Provial CYM, S.L., compañía que ha incluido como mejora la colocación de captafaros luminosos solares en todo el carril bici a cada 50 metros.

Entre las novedades que se observarán en breve también se encuentra la instalación de señales luminosas en los pasos de peatones como los instalados hace dos semanas en los accesos a los CEIP Almassaf y Pontet, una medida con la que la Concejalía de Seguridad Ciudadana espera “seguir aumentando las cuotas de seguridad con las herramientas más adecuadas, seguras y visibles en un contexto de crecimiento acelerado del parque móvil, sobre todo en la zona del Polígono Industrial Juan Carlos I, donde está ubicado el centro educativo”, destaca el responsable del área, Faustino Manzano.

En posteriores fases, que se pondrán en marcha tras evaluar la eficacia de esta primera, se intervendrá en el Camí la Foia y en la Ronda Antonio Ludeña.